Después del mazazo de ayer, no quedaba nadie que abrigara la más mínima esperanza en favor de Anand. Esta era para todos una partida de puro trámite, en la que al final de la jornada, la corona sería traspasada desde la India hasta Noruega. Pero pocos esperaban una nueva victoria de Magnus Carlsen y estuvo a punto de materializarse.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • La
    Foto: Anastasiya Karlovich

En la décima partida reapareció el jaque en b5 contra la Siciliana que en su larga vida jamás fue tan famoso como por las dos partidas anteriores de Carlsen contra Anand. Cierto es que allá por el año 1997 un jovencito llamado Peter Svidler le asestó una estocada magistral al mísmisimo Garri Kasparov en su época de esplendor con una variante pacífica de esas que evitan la teoría, pero poco más, el jaque en b5 es pacífico y cobarde, diseñado para evitar la teoría de varias de las más populares variantes de la Defensa Siciliana, como la Najdorf y la Dragón

Otra cosa es que en manos de Carlsen, hasta lo que no brilla es oro, el chico tiene esa virtud de maniobrar y hacer buena cualquier posición, es realmente fabuloso en esa fase de la partida. Poco a poco fue llevando las piezas a sus mejores casillas y Anand encontrando dificultades para hacer lo mismo con las suyas.

En las jugadas 20 y 21 repitió jugadas con su rey y después hizo tres jugadas con su dama, que ya se había movido 4 veces. Ese séptimo lance llevando la dama a g5 fue fatal, permitiendo el avance del peón a e5 que pudo haberle llevado a otra derrota.

Después de que Magnus devolvió el favor con un error inexplicable, la partida se encaminó al final pero allí las cosas tampoco fueron color de rosa para el actual campeón, que debió jugar de única en única para evitar que el match se saldara con una masacre.

Ver esta partida comentada

Comentarios (2)

  1. Mario Vaz (de Brasil)12/1/2013 6:31:18 PM

    Felicitaciones por el excelente trabajo!!!

  2. Amador12/2/2013 12:52:13 AM

    Muchas gracias. Le invito a que siga las partidas comentadas. ¡El grueso del trabajo estuvo en ellas!

Su comentario importa