Ayer hice referencia a las carreras de Fórmula 1, a ese momento en que los pilotos salen a calentar motores y alinearse en formación como antesala a la gran carrera. La partida de hoy vuelve a encajar en lo mismo, porque aunque se extendió unas jugadas más, el desenlace llegó más rápido. De hecho ayer hubo posibilidades reales de equivocación para uno y otro, fue solo un intercambio que duró unos pocos movimientos, pero ahí estuvo.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • El
    Foto: Anastasiya Karlovich

Hoy ese margen no existió jamás. Fue una partida apacible de principio a fin, una partida completamente aburrida, en un match en que está en juego una cantidad en las 7 cifras y el prestigio de ambos contendientes.

Llama la atención que Carlsen haya dedicado todo este tiempo a preparar la Caro Kann. Se sabe que esta no es una apertura para buscar lucha, es claramente una apertura de “contención” y ello dispara dos hipótesis. Número uno, que Magnus es consciente de la superioridad teórica de Anand y prefiere jugar cauto, a la espera de un fallo de su rival. Número dos, que se siente inseguro, que no cree en esa superioridad que le otorgan las multitudes y recela del poderío del campeón del mundo con las piezas blancas.

Quisiera ser original pero no encuentro cómo hacerlo y para despedirme debo recurrir a lo mismo de ayer, el match recién comienza, vendrán partidas mejores.

Ver esta partida comentada

Su comentario importa