Reapareción la Berlinesa en manos de un aspirante al título mundial y de nuevo con éxito. Anand no sacó nada en la apertura, perdió un peón y estuvo ante un serio peligro. Fue quizás una réplica de lo ocurrido ayer, partidas técnicamente muy diferentes, pero bastante semejantes en el resultado final y la manera de producirse.

La
Foto: Anastasiya Karlovich

El ambiente.

Cuando se vio con peón de menos Anand llamó a todas sus reservas y se empleó a fondo, mostrando el gran jugador que es. Fue encontrando un recurso tras otro y alcanzó un final inferior pero defendible y cumplió sus deberes con maestría.

Se pone muy interesante el match después de estas dos partidas en las que las tablas han ocurrido prácticamente de milagro

 



El resumen

En la primera partida de su match contra Spassky en 1972, Fischer capturó con su alfil un peón en h2 y resultó estar envenenado. Hoy Carlsen hizo lo mismo en a2 pero su alfil logró escapar con su botín.

Lejos de poner cara de circunstancias, Anand reaccionó con firmeza e ingenio y obtuvo su recompensa. Fue encontrando los mejores rescursos y no dudo que hubiera incluso ganado esta partida contra cualquier fuerte gran maestro.

Dos partidas buenas consecutivas son la mejor noticia para todos, esperemos que las cosas sigan así.


Las notas pedagógicas

¿Se parece la Berlinesa a la Caro-Kann?

Todos sabemos que no, son aperturas diferentes, pero en mis notas a la segunda partida se cuestiona la elección de una apertura como la Caro-Kann que a este nivel prácticamente implica jugar a entablar.

No ocurre lo mismo con la Berlinesa, puede parecerlo porque en solo 8 jugadas las damas han desaparecido del tablero, pero el final esconde ricas posibilidades para ambos bandos, de hecho, es uno de esos pocos finales tempranos en que nadie se ha atrevido a decir que las negras sufre para igualar.

El final derivado de la Berlinesa es todo un reto al intelecto, porque es difícil de entender y de jugar con cualquier color, motivo por el cual, ocurren victorias por ambos bandos con similar frecuencia.

Puesto a opinar, yo diría que en el final de la Berlinesa debe ganar el más fuerte, con independencia del color.


El debate

¿Te aburres con la Berlinesa?

Algunos amantes del ajedrez se me acercan y confiesan que si, que es un final que requiere un nivel de entendimiento demasiado alto y al no tener claro de qué van las cosas, terminan por aburrirse.

Otros, sobre todo los más entendidos disfrutan muchísimo con este final y las ricas posibilidades que ofrece.

¿Cómo ves tu esta singular apertura?

Comentarios (2)

  1. jean rouiller11/29/2013 2:50:12 AM

    el final se gana si 43....T5e3 y si 44.Tg8 Te7 45.Tg6 T7e3

  2. Amador11/29/2013 7:32:17 PM

    La variante que cita no es posible en la jugada 43. Quizás se refiera al turno 46 de las negras en que existe esa posibilidad de jugar la torre que está en e4 a e3, doblando las torres en la tercera fila apuntando hacia el peón de b3. Si las blancas responden con 47.Tg8 perderían tal y como cita en su análisis, pero Anand dispone de la defensa 47.Td8! con la cual logra el empate.

Tu comentario permite profundizar en el análisis.