La mayoría de las personas con quienes había hablado antes de esta partida estaban seguras de que el match se decidiría en la partida 12 y algunas incluso en los desempates. Había razones sobradas para predecir un empate en esta penúltima partida, una larga lucha quizás pero dentro de un cinturón de seguridad por ambos contrincantes. Para Magnus llegar con 6 puntos era estar en la antesala del triunfo final, para Anand una nueva oportunidad de presionar con blancas y quizás esta vez si llevar a buen puerto sus excelentes análisis teóricos.

Los comentarios a esta partida van precedidos de una crónica. Si todavía no lo has hecho, puedes verla pulsando aquí

La
Foto: Retransmisión oficial

El ambiente.

Anand volvió a mostrar su gran preparación y su excelente estado de forma. Alcanzó una posición digna en la apertura con negras, jugando la Barlinesa con maestría, estrategia que culminó con su sorprendente sacrificio de peón en b5 en su turno 23. La evaluación de la posición cambió repentinamente, se contagió de euforia y solo 4 jugadas más tarde lo estropeó todo con un innecesario sacrificio de calidad ante el cual Magnus reaccionó con gran exactitud.

 



El resumen

El match se despidió con una gran partida.

Ambos lucharon como si fueran conscientes de que sería la última, hubo golpes y contragolpes, estrategia y táctica. Al margen de los errores propios de la tensión reinante, fue una partida para recordar.


Las notas pedagógicas

¡Cuidado con los bruscos cambios de estado en una partida!

Hay ocasiones en las que uno está tanto tiempo peor que le asalta el pánico y la defensa hace aguas antes de tiempo. No fue este el caso, aquí fue todo lo contrario, Anand partía de la humildad, eligió una apertura sólida para tratar de alcanzar la última partida en que conduciría blancas. De repente las cosas cambian y la balanza se gira ligeramente a su favor y es cuando le asaltó un ataque de optimismo. Ese momento en que uno se piensa que todo funciona, cuando nuestras alertas naturales dejan de funcionar y se impone el optimismo desmesurado.

Fue entonces cuando Anand sacrificó la calidad y el principal problema es que no era necesario hacerlo, podía por un buen rato disfrutar de la nueva situación que se había creado sobre el tablero, en la cual las negras fijaban el ritmo de la partida.


El debate

¿Cuál era la ruta correcta que las negras debían seguir?

Estamos hablando de un intervalo muy corto, jugadas 25 y 26 para ser más preciso. Es por ahí dondel el GM indio podía buscar para sacar petróleo de la posición. Teóricamente hablando, no sacó nada Magnus en sus últimas dos partidas contra la Berlinesa aunque en la práctica esta de hoy le ha proporcionado un punto de oro.

Comentarios (3)

  1. Sasenka11/25/2014 2:51:25 AM

    ¿Cuál era la ruta correcta que las negras debían seguir? 26...Be7 followed by ...Bxf6 seems Anand's best chance in the game. After 26...Be7 27.Ke4 Bxf6 28.exf6 Bxd5+ 29.cxd5+ Kd6 30.Re3 Re8+ 31.Kf3 Reb8 32.Ke4 IM Malcolm Pein suggests the thematic exchange sacrifice which could be correct in this position. 32...Rb4+ 33.Bxb4 axb4 34.Ra1 Nf4 35.a5 Ng2 (36.Rg3? Ne1).

  2. Sasenka11/27/2014 3:05:37 AM

    Carlsen agrees that if Anand would have played 26...Be7 he would have been in real trouble. "Because after Be7 and Bxf6, the same manoeuvre Rb8-Rb4 would have been much stronger than in the game." (Carlsen)

  3. Amador12/2/2014 8:28:52 PM

    Si, la idea de cambiar el alfil por el caballo en f6 es la correcta. Durante la partida se me ocurrió que podría buscarlo vía g7 para evitar el cambio en e7, por eso incluí esa jugada en mis comentarios. Ahora se está hablando concretamente de Ae7 así que esa debe ser la mejor.

Tu comentario permite profundizar en el análisis.