Después de su éxito en la cuarta partida con la Berlinesa y su reconfortante victoria del día anterior, Carlsen no vio motivos para apartarse de la sólida variante que llevó a Kramnik a destronar a Kasparov.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • La
    Foto: Anastasiya Karlovich

Esta vez Anand eligió no entrar en el final jugando 4.d3, línea cuya popularidad es creciente, pero no logró obtener ventaja.

Cuando la partida se encaminaba hacia una posición de medio juego tan igualada que el empate parecía estar a la vuelta de la esquina, Anand jugó inexplicablemente su dama a la casilla g4 en la jugada 23 permitiendo que su rival forzara el doblaje de sus peones en la columna 'e' algo que no era decisivo, pero si incómodo.

Poco después Anand optó por avanzar su peón a d4, dejando vulnerable a su colega en e4, hacia donde dirigió Carlsen su presión de inmediato. No era claro que el noruego pudiera prosperar y forzar la victoria pero Anand se anticipó y muy cerca del control de tiempo sacrificó un peón para cambiar damas y buscar el empate en el final de torres.

En su jugada 45 Anand sacrificó un segundo peón y parecía estar muy cerca del empate pero Carlsen arriesgó todo lo que pudo, penetró con su rey, forzó la creación de un fuerte peón avanzado el cual avanzó hasta el umbral de la casilla de coronación.

Ha sido un palo muy duro para Anand que se tomara este domingo libre e intentará conseguir una victoria el lunes que lo vuelva a meter en el match. No será nada fácil remontar este marcador tan adverso y muy pocos piensan que será capaz de hacerlo.

De momento el primer problema será romper la barrera de la sólida Berlinesa, algo que Kasparov intentó sin éxito en su match contra Kramnik. Podría ser un buen momento para que Anand averiguara que trae Magnus preparado contra el peón dama pero presumiblemente será algo muy sólido-

Ver esta partida comentada

Los comentarios están cerrados