La llamada de alerta implícita en mi crónica anterior funcionó, llegó por vía inalámbrica a donde tenía que llegar y el match ha vuelto a enderezar su rumbo y hay que agradecer de ello al retador, quien en esta partida desplegó un juego elegante, enérgico que lo llevó a estar cerca de conseguir un valioso triunfo. Anand llegó a este match bastante por debajo en las apuestas, ciertamente pocos creían en sus oportunidades pero gracias a su buena preparación y a la apatía que Magnus ha mostrado en los últimos años hacia la apertura, le han llevado a tomar la iniciativa en este duro enfrentamiento.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • La
    Foto: Retransmisión oficial

La Apertura

La India de Dama es una sana elección por parte de Magnus, es una apertura confiable, que ofrece buenas posibilidades con cualquier color. Antigüamente existía la errónea percepción de que era tablífera, sólida, inadecuada para jugar a ganar, propia de jugadores aburridos y una serie de tonterías más, todas ellas por un mismo estilo.

Con el paso de los años se han despejado todas esas patrañas y la India de Dama goza de una excelente reputación, al punto de que muchas partidas se juegan en los principales torneos del mundo.

¡Cuidado por aquí llega el problema!

Sabemos que Magnus se ha ido quedando rezagado en sus conocimientos teóricos y la India de Dama se ha ido desarrollando a pasos de gigante. Es un problema para él, por ello eligió una variante secundaria, la misma que elegía yo cuando por motivos diferentes, en un momento de mi carrera no podía dedicar tantas horas al estudio de las aperturas. Es una línea secundaria que a mi me gustaba mucho y me sigue gustando, es la realidad, he ganado muchas partidas con ella.

Como indico en mis comentarios técnicos a la partida, el momento clave fue cuando Anand avanzó su peón a d6. Una importante novedad cuando quizás Magnus esperaba obtener una plácida igualdad. A partir de entonces la presión sobre la posición de las negras fue creciendo y por momentos se llegó a temer lo peor para el campeón del mundo, que tiene ahora hasta el martes 18 para intentar solucionar sus problemas contra 1.d4

Magnus tuvo que jugar fino y quizás Anand se precipitó en el final en lugar de torturarlo un buen rato, como suele hacer el noruego frente a él.

Ver esta partida comentada

Los comentarios están cerrados