El título parece tonto pero es que en las tres ocasiones anteriores con negras Magnus había sufrido de lo lindo, logrando un punto que pudo haber sido cero tranquilamente. Igualar confortablemente es por tanto noticia del día para él, una gran noticia porque quedan 4 finales y en dos de ellas tendrá que volver a medirse contra el fuerte peón dama preparado por Anand.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • La
    Foto: Retransmisión oficial

La apertura, la gran protagonista.

Había ciertamente gran expectación por saber cómo pensaba Magnus abordar este problema teórico contra el peón dama, algo que nunca fue un problema para él a lo largo de su carrera, pero esta vez lo está siendo.

Una prueba de la situación fueron los gestos de Magnus durante la partida, algunos de ellos insólitos. Es un hecho conocido que el joven noruego dedica tiempo a su preparación física y está en forma. Se cuida además, come bien, duerme temprano, no tiene ticks, controla bien sus nervios.

Durante la apertura, sin embargo, estaba dormido y con dormido quiero decir dormido de verdad, no era aquella técnica Ivanchuk de jugar de lado, sin mirar al tablero, era algo diferente, era como si no hubiera dormido nada. ¿Acaso estuvo preparándose hasta el último minuto? Es posible, porque había bastante en juego.

Fuera de eso, la partida se decidió en 6 jugadas, entre la 15 y la 20. Es ahí donde Anand intentó jugar de forma enérgica, penetrar en la fortaleza del rey enemigo pero no lo logró, Magnus transmitió una buena imagen en cuanto a preparación se refiere, fue solucionando con seguridad sus problemas, que parecía grandes y con sus jugadas los iba derritiendo.

Quedan 4 partidas y serán 4 finales, como les llama el Cholo Simeone. Un fallo, un despiste puede ser fatal. Para Magnus la situación es mucho mejor, porque si resbala el match se iguala y puede volver a asestar otro golpe pero para Anand las cosas pintan peor, el mínimo fallo lo dejaría ya sin opciones.

Ver esta partida comentada

Los comentarios están cerrados