Si ayer fue el campeón quien estuvo a punto de llevarse el gato al agua hoy fue el retador quien lo intentó y estuvo cerca de lograrlo. Fue una gran partida en la que ambos estuvieron a un alto nivel.

Leer la crónica, a continuación y después ver la partida comentada.

  • La
    Foto: Anastasiya Karlovich

A punto estuvo el retador de dar un buen golpe al campeón y dejarlo tendido sobre la lona. Reapareción la Berlinesa en manos de un aspirante al título mundial y de nuevo con éxito.

Las blancas no habían logrado enseñar nada nuevo en la apertura cuando "se dejaron" el peón en a2. Carlsen se lo comió rápidamente y seguramente algunos recordaron el comienzo del match Spassky-Fischer pero el alfil logró regresar ileso con su botín. Anand experimentó serios problemas pero los solucionó con un juego muy ingenioso.

Fue en el año 2000 cuando la Berlinesa cobró protagonismo después de que Kramnik la utilizara con éxito contra Kasparov. Hoy se cambian los platos en la mesa y quien la juega es Carlsen, que ha sido entrenado durante algún tiempo en el pasado reciente por el propio Kasparov mientras se rumorea que Kramnik ayuda a distancia a Anand. ¿Qué tiene en común el Kramnik del 2000 y el Carlsen del 2013? Pues algo importante, ambos en ese momento retaban al campeón del mundo. Sabemos que Kramnik cumplió con su tarea, ¿lo hará también Carlsen?

Hoy será día de descanso y esta vez muy merecido. La lucha fue intensa y se prolongó hasta la jugada 64. Después de estas últimas dos partidas, en las que la victoria ha estado a punto de caer en uno u otro bando, la probabilidad matemática de una primera decisión se dispara y es muy posible que ocurra en alguno de los siguientes dos enfrentamientos que tendrán lugar el viernes y el sábado.

Ver esta partida comentada

Los comentarios están cerrados